martes, 21 de febrero de 2017

El Noble Camino Octuple (Un mapa mental)

El Noble Camino Octuple

1.- Correcto Entendimiento

 
  • Comprender las cosas desde la perspectiva de otros. 
  • No juzgamos o formamos una opinión rápidamente
  • Existen a menudo muchas formas de ver las cosas

2.- Correcto Pensamiento o Propósito

  • Mantenemos en vista nuestro objetivo espiritual incluso en las actividades de nuestra vida diaria, sin importar cuan agitadas sean
  • No necesitamos ir a algún lado en especial para practicar Chan
  • La práctica está en nosotros, en medio de cualquier cosa que hacemos.

3.- Correcta Habla

  • Atender este importante paso es evocar el principio budista “No dañar”
  • Hablar es lo mismo que tocar una campana: lo que decimos no puede ser desdicho así como no podemos evitar que siga sonando la campana.
  • El habla no es unidireccional tampoco.
  • Las palabras, en sí mismas, no tienen significados; son los símbolos que surgen de ellas en nuestra mente las que nos transmiten significaciones.
  • Nuestra propia comprensión de estas acepciones puede (y probablemente lo hará) diferir de la comprensión de alguien más
  • Es nuestra motivación la que determina si estamos respetando propiamente la Correcta Habla.
  • Cuando el ego está al timón, la Correcta Habla es casi imposible de mantener

4.- Correcta Conducta

  • Debemos ajustar nuestra conducta
  • Los cinco preceptos (las normas éticas del Budismo)
  • Nuestros objetivos espirituales trascendentes.
  • La Correcta Conducta fortalece nuestra resolución de seguir el camino espiritual hacia la Iluminación.
  • Cuando dejamos que el corazón guíe nuestras acciones y removemos los designios y deseos del ego detrás de los motivos de nuestras actuaciones, los cinco preceptos no sólo son seguidos naturalmente sino que se vuelven de sentido común.

5.- Correcto Modo de Vida

  • Cuando hablamos acerca del Correcto Modo de Vida, no estamos debatiendo acerca de elegir el mejor trabajo o carrera para nosotros, el de elegir el más ético o moral, sino acerca de cómo nos aproximamos al trabajo que hemos elegido, o que nos ha elegido a nosotros.
  • No importa que trabajo llevemos a cabo, nos esforzamos para desapegar nuestro ego de él.
  • Hacer el mejor trabajo posible, sin preocuparnos por la recompensa.

6.- Correcto Esfuerzo

  • No hay lazo más fuerte para cortar que aquel que une la mente y el ego. Esta es la simple razón de porqué el camino Chan es tan difícil.
  • No es hasta que reconocemos el Yo que existe aparte de quién nosotros pensamos que somos que podemos conocer la mente Chan.
  • El conocimiento del Yo solo puede ser encontrado una vez que dejamos de identificarnos
   - Profesión
- Familia
   - Gustos y Adversiones
   - Opiniones
  • El proceso de desapego no sólo es difícil, sino que a menudo es doloroso y requiera Fe y Coraje

7.- Correcta Atención


  •  Una mente clara es una mente vacía del yo.
  • Una mente que puede observar incluso el más pequeño detalle en medio de la situación más adversa.
  • Prestar atención a nuestras acciones y pensamientos; estar atentos de nuestras vidas en todo sentido y evitar los actos innecesarios que solamente sirven para pagar tributo a nuestro ego.

8.- Correcta Concentración o Meditación

  • Existen literalmente cientos, si no miles de técnicas de meditación que han sido transmitidas a lo largo de los siglos.
  • todas las formas de meditación comienzan con silenciar la mente, el cese de los pensamientos aleatorios que interfieren con la habilidad de la mente para concentrarse.
  • La traducción literal del octavo paso del sánscrito es realmente “Correcta Concentración”.
  • La concentración es algo que debemos aprender a través de dedicada práctica mientras que meditación es algo que simplemente nos ocurre cuando nuestra mente está adecuadamente enfocada en la concentración.
  • A través de práctica diligente, y siguiendo el simple e irónicamente difícil Camino Óctuplo, nos liberamos a nosotros mismos de el reino samsárico de la ego-consciencia y entramos en el glorioso estado nirvánico de la sabiduría de Buda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario